Los viajes del Sastre

¿Padres que son viajeros o viajeros que son padres?

¿Cómo seguir con tus pasiones cuando lo más importante en tu vida son tus hijos?

Mi mayor pasión son mis hijos y es en ellos en lo que invierto la mayor parte de mi tiempo. Pero en cuanto tengo un ratito para mí, para relajarme y descansar del estrés diario… ¿qué hago? Planeo NUESTRO próximo destino 😉
Sí, me apasiona viajar y me apasiona escribir. Así que, ¿qué mejor que escribir NUESTROS viajes? Este blog es el resultado de la combinación de mis pasiones. No concibo mi vida sin mis hijos, pero quiero seguir sintiéndome viva viajando por todo el mundo y compartiéndolo con vosotros.
Ser padres es lo más gratificante en la vida, pero hay que reconocer que no es tarea fácil. Planear un viaje es emocionante, pero tampoco es nada fácil. Y si planeamos un viaje con tres niños pequeños, todavía es menos fácil  Pero no imposible. La verdad es que viajar con mis tres niños, vivir mis sueños con ellos, es muchísimo más alucinante que viajar solo.
Todavía recuerdo mis primeros viajes con mi marido. No han sido muchos, pero fueron increíbles: Argentina, Inglaterra, Portugal, Andorra, Lanzarote, Tenerife, Venecia… y creo que no me dejo ninguno. Los dos con una mochilita cada uno, sin tener que facturar nada, sin cargar con demasiados trastos, corriendo por todo el aeropuerto porque perdíamos el avión, queriéndonos quedar en una luna de miel eterna…
Pero eso cambia un poquito cuando dejamos de ser dos y pasamos a ser tres. Queríamos seguir siendo esos dos jóvenes enamorados el uno del otro, enamorados de la vida y del mundo… Pero teníamos a ese pequeño gran tesoro que cuidar y teníamos, como todo padre primerizo, pánico de todo lo que tuviese que ver con ella, con sus rutinas, con sus resfríos, tos, comida… ¿Cómo vamos a ser tan locos de viajar con un bebé?
¡Pues sí! Su primer viaje fue a Argentina con 6 meses. Y desde ese viaje hasta hoy ya han pasado 9 años y medio y se han sumado muchísimos destinos a su lista: Inglaterra, Logroño, Galicia, Asturias, Cantabria, Girona, Navarra, Portugal, Mallorca… Pero, ¿qué hacemos cuando se suma otro gran tesoro y otro a la familia? Pues, seguir sumando destinos  Valencia, Sur de Francia, París (esto incluye Disneyland, of course), Holanda, Alemania, Suiza, Madrid, País Vasco, Dinamarca, Alsacia, Selva Negra y el último de NUESTROS destinos… ¡Nueva York!
Opciones hay para todos los gustos y todos los bolsillos. Los que quieren viajar por poco, los que gastan lo que pueden, los que (como nosotros) no quieren gastar mucho pero quieren dormir en un lugar bonito y a los que les sobra y pueden gastar lo que quieren.
Yo soy de las que para ir a un lugar que no estaré a gusto, prefiero quedarme en casa, la verdad. Y más viajando con niños. Por ejemplo, Nueva York, lugar bastante carito en los que puedes encontrar lugares suuuper económicos pero en barrios un tanto peligrosos a la noche… Yo prefiero gastar un poquito más en un lugar céntrico en el que sé que puedo ir caminando desde el metro hasta el hotel con los tres niños. Pero eso va a gusto y a bolsillo de cada uno. Aunque aconsejo que en lugares tan grandes como Nueva York, os aseguréis bien en qué barrio os vais a alojar si vais con niños. Vamos de vacaciones y no queremos sustos… 😉

52. Dinamarca - Egeskov

 

A %d blogueros les gusta esto: